Nieve y metal.

La Feria Internacional del Libro de La Paz es actualmente el escaparate de la historieta boliviana. En mi rol, un año más, de vendedor, puedo asegurar que las historietas bolivianas mínimamente bien hechas generan expectativa y se venden bien. Son best-sellers cada año “Supercholita”, “El Lustra” y “Cuentos de Cuculis” (sobre el éxito de Mery Nina y el dúo Icenail/Rada hablaremos en otra ocasión). Este año se presentaron dos publicaciones muy diferentes entre ellas: “Toda la Nieve Bajo el Sol”, de varios autores convocados por Viñetas con Altura y Metalcomix, de los alteños Kuas (Julio César Gutiérrez) y Rugo (Hugo Gutiérrez Mendoza).

 El primer título, con auspicio institucional, impecable presentación y precio elevado, es la repetición de una fórmula caduca. Es un compilado colectivo de historietas cortas e ilustraciones alrededor de un tema complaciente con sus auspiciadores. Los autores que participan son grandes representantes de la escena local y el libro ofrece una innovadora propuesta de lectura –se pueden escuchar los textos traducidos al aymara a través de una app–, sin embargo no es el tipo de proyecto editorial que demandan hoy autores y lectores.

Los compilados colectivos son necesarios en otros contextos, pues presentan la producción local a un público poco conocedor.”Negro” (2005), “La Fiesta Pagana” (2009), “La Venganza Boliviana” (2011) o “Guía Ilustrada de Fobias” (2016) fueron en su momento cartas de presentación de diferentes camadas de autores. En este contexto, con las presentaciones hechas, tendríamos que estar dando los pasos siguientes y no estaría mal aprender de los tres best-sellers mencionados.

“Metalcomix” lo hace. Autogestionada y de bajo costo, retrata el mundo de los metaleros alteños con humor negro y un estilo de dibujo muy propio del underground de los años 70. Es un obra unitaria basada en personajes de nuestra cotidianidad. Al igual que “Supercholita” y “El Lustra”, lo hace en clave de humor. Al igual que los “Cuculis” de Ruilova, lo hace en un formato accesible para el público y sostenible para que el autor pueda darle continuidad.

“Toda la Nieve Bajo el Sol” tiene solo tres historietas bien terminadas (de nueve) y son aquellas en las que, a pesar de la brevedad, se desarrolla un personaje: las de Castellón, Montaño y Sanz. Trabajar pocas páginas para una antología (o un concurso), bajo una consigna complaciente, limita a los autores de germinar y cultivar nuevos seres de tinta, apasionante labor para autores y justo aquello que demandan los lectores.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s